Qué molesta a las Ues Privadas del Cruch?

“…es simplemente que algunos no aceptan los compromisos programáticos del Gobierno de la Presidenta Bachelet con las Universidades propiedad de todos los chilenos…”

Desde el jueves 27 de marzo hasta hoy domingo que escribo estas líneas, algunos colegas de Ues Privadas integrantes del Cruch, han dado entrevistas y enviado cartas a los medios comunicando un fuerte quiebre con las Ues Estatales.

Todo ello se debería a declaraciones del Ministro Eyzaguirre en un programa de televisión la noche anterior a la sesión del Cruch. Tengo la impresión que la ciudadanía debe estar pensando en que esto es, como escuché a algunos, una “bolsa de gatos”; pero les aseguro no es tal.

Veamos si puedo ayudarles a entender porque estuve presente, participé activamente en todos los debates, asuntos oficiales y extraoficiales de la reunión.

Las declaraciones iniciales de un rector a nombre de las Ues Privadas del Cruch, se hicieron sin escuchar al Ministro Eyzaguirre. Fueron hechas antes de que el Secretario de Estado se integrara a la reunión y, por el contrario, en ella se agradeció la claridad con que explicó los alcances del Programa de Gobierno, se deseó buena suerte en su gestión, se le ofreció apoyo y trabajo conjunto y no se presentaron las fuertes objeciones que se han hecho frente a los medios de comunicación ni menos con la virulencia demostrada.

Por otra parte, al término de la sesión, todos los rectores nos fuimos a almorzar en “La Cava”, un precioso restorán de la PUC, de arquitectura catalana, restaurado magistralmente de la antigua cava de vinos original del 1900 ubicada en el subterráneo de la casa de la familia Lira, según nos comentó el propio rector anfitrión. Allí compartimos con la armonía habitual.

Vale la pena entonces preguntarse por qué se busca dar la imagen pública de quiebre con las Ues Estatales y crisis en la relación con el Ministro. Qué es aquello que realmente está bajo la superficie y que impulsa estas acciones de desconfianza, tan disonantes con la realidad, tan virulentas y con particular estridencia.

En mi opinión es simplemente que algunos de los rectores no aceptan los compromisos programáticos del Gobierno de la Presidenta Bachelet y que se refieren al fortalecimiento de la Educación Pública y, en ese marco, al Nuevo Trato o Trato Preferente con las Universidades del Estado de Chile.

Para ellos parece no tener importancia el que el pueblo votó por ese programa, como lo recordó en la sesión el propio Ministro, y que esas instituciones son propiedad del Estado por lo que este es su mandante y es con él que deben dialogar.

Creo además que el verdadero asunto es por los recursos porque algunos ven alto riesgo de competitividad si se fortalece a las Ues Estatales.

Para tener un Chile que sea más CHILE para todos, hay que evitar atrincherarse en el conveniente status quo, enfrentar con seriedad los problemas del país y trabajar juntos, públicos y privados, con lealtad y amistad cívica para alcanzar el desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *